¿Qué puedes beber cuando no quieres beber?

En épocas de celebraciones, cuando has quedado con los amigos o compañeros, en fiestas, eventos y comidas especiales… Hay muchos momentos en los que apetece tomar algo refrescante.

 

Está claro -y demostrado- que el alcohol y los refrescos azucarados no son la mejor opción, pues su consumo en exceso no hace ningún bien a nuestra salud. En el caso del alcohol, nos aportan un montón de calorías vacías -energía sin ningún tipo de interés nutricional- y además no nos hidratan. Su consumo esporádico, con un máximo de 2 copas de vino en las comidas y en eventos especiales, no puede causarnos ningún mal, pero más allá de eso… Mejor no entrar en la larga lista de desventajas del consumo excesivo del alcohol.

 

Pero por suerte, cada vez existen más alternativas para los que quieren beber “salud”, si no, échale un vistazo a nuestra gama de sabores 0% azúcares.

 

Pero, si quieres ir más allá, y hacerte tú mismo/a una bebida en casa, las opciones son innumerables. A nivel nutricional, la más saludable es el agua con limón, especialmente si es agua mineral natural carbónica (agua con gas) y limón natural exprimido. El limón liberará sus vitaminas, minerales y sabores en el agua, ofreciendo un agua vitaminada, sabrosa y refrescante. Y a partir de ahí, la imaginación jugará a tu favor, porque, por ejemplo, a la genuina Vichy Catalan le puedes añadir o infusionar hierbas aromáticas -menta, albahaca, romero, tomillo…- y todo tipo de frutas -naranja, sandía, melón, moras…-. Con cada combinación conseguirás una bebida refrescante, que te hidratará y, además, con casi ninguna caloría -depende si exprimes o no la fruta-.

 

Y es que no hay nada más sano que el agua mineral. Te recordamos aquí algunos de los beneficios, en el caso del agua carbónica:

 

  • Poder hidratante
  • Aporta 0 kcal
  • Depurativa
  • Mineralizante
  • Mejora y facilita las digestiones pesadas estimulando la secreción de ácido gástrico

 

Pero también queremos recordarte que el agua mineral natural carbónica no es aconsejable para aquellas personas que padecen reflujo gástrico, hernia de hiato o aerofagia (acumulación de gases en el estómago). En ese caso, las combinaciones comentadas antes las deberías probar con agua mineral natural sin gas…

 

Porque no hay nada más sano, que el agua mineral natural.