Seleccionar página
Buscar
Generic filters
Exact matches only

¿Por qué te da repelús que se te cruce un gato negro? ¿Por qué nunca pasas por debajo de una escalera? ¿Por qué dicen que da mala suerte brindar con agua? Sabemos que no atiende a ninguna lógica ni base científica, pero aún así cuando vemos un trébol de cuatro hojas corremos a recogerlo y a pensar que tendremos algo de suerte.

Son simples supersticiones, creencias que desde tiempos inmemorables nos han hecho cambiar hábitos o que incluso han modificado nuestras costumbres. En el fondo sabemos que no tienen lógica, pero no podemos evitarlo, y en parte es porque en algún momento funcionaron. Pero, ¿sabes de dónde vienen?  ¿Sabes cómo empezó todo?

Aquí vamos a recopilar cinco de las más populares supersticiones relacionadas con el arte del comer y del beber…  Seguro que te quitarán el hipo. 

  1.  Brindar con agua. Según la mitología griega, los muertos castigados con el sufrimiento eterno siempre tendrían que beber del río Lete, uno de los ríos del Inframundo, para olvidar su vida pasada y corpórea. Por esa razón los griegos solían honrar y brindar a los muertos con vasos llenos de agua para así simbolizar su viaje hacia las profundidades del Hades. A raíz de este mito, algunas culturas se considera que proponer un brindis a alguien con agua es similar a desear mala suerte e incluso la muerte. Otra fuente, indica que el mal presagio viene de los zares de la dinastía rusa Romanov, que instauraron la costumbre de indicar con un brindis de agua la sentencia de muerte de alguien.  Evidentemente, una superstición con ninguna base científica, simplemente basada en mitos ancestrales y que cada día más personas ignoran. Porque, ¿quién dice que no es placentero brindar con las burbujas de Vichy Catalan? 
  2. Derramar sal en la mesa. Se cree que cuando derramamos sal da mala suerte, porque “estamos invocando al diablo” y que como enmienda tenemos que esparcirnos sal por detrás del hombro izquierdo. Por suerte, las nuevas generaciones cuando ven sal derramada en la mesa simplemente lo pasan por alto. 
  3. Colocar el pan al revés. La Biblia representa el pan como el cuerpo de Cristo durante la última cena. De esta relación nace el dicho de que la Virgen llora si se pone el pan boca. De esa creencia se derivó la idea de que colocar el pan boca abajo puede generar mala suerte al ser una ofensa hacia el cuerpo de Cristo. Hoy día, lo de poner el pan de una manera u otra puede ser simplemente por normas de etiqueta, y no por supersticiones. 
  4. Colocar mal los palillos.  En algunos países asiáticos se dice que colocar los palillos en forma vertical sobre el cuenco de comida, genera mala suerte y es un símbolo de una muerte prematura, ya que cuenta mucho parecido con el incienso que se le pone a las personas fallecidas. 
  5. Dejar la tetera destapada. En el continente asiático también son muy frecuentes las supersticiones relacionadas con el té. Por ejemplo, dejar una tetera destapada accidentalmente es símbolo de malas noticias, o si derraman té cuando te están sirviendo, significa que un secreto será revelado.

Pero, a pesar de que podamos pensar que en el siglo XXI lo de las supersticiones es cosa de antiguos, hay especialistas que indican que la crisis actual ha impulsado estas creencias en cada vez más capas de la población, llevando a algunas personas a buscar relaciones causa-efecto entre cosas sin ningún tipo de vinculación. Y es que, en realidad, las supersticiones son una manera de echarle la culpa a algo ajeno. Es decir, si una persona invierte en bolsa y pierde, puede sentir la tentación de pensar que en realidad no se trató de una decisión equivocada, sino que el error fue dejar el bolso en el suelo (algo que, según parece, da mala suerte). 

Y tú ¿eres supersticioso/a?