Buscar
Generic filters
Exact matches only

Casi sin darnos cuenta ya está aquí el verano, y tras haber pasado una primavera en confinamiento, ahora nos entran las prisas para adelgazar. Pero ¡ojo! No es la primera vez que te lo decimos: no existen fórmulas milagrosas para perder peso. En este post te vamos a recordar algunos falsos mitos sobre la pérdida de peso. Toma nota, y recuerda, una dieta saludable y la práctica de ejercicio físico son tus aliados para no engordar. Y sobre todo, siempre hay que acudir a los expertos para dar respuesta a las necesidades más especiales.

    • Mito 1: Comer grasa te hace engordar. No exactamente. La grasa tiene más calorías por gramo que los carbohidratos y las proteína, pero la grasa te ayuda a mantenerte saciada/o durante más tiempo, así que si lo consumes de forma equilibrada puede fomentar la pérdida de peso. Eso sí, cuando hablamos de grasa, hacemos referencia a las grasas saludables, las que podemos encontrar en alimentos como el aceite de oliva, el aguacate, o las nueces. 
    • Mito 2: Todas las calorías son iguales. Pues no. Saber cuántas calorías ingieres en cada comida es importante para adelgazar,  pero también el tipo de calorías que se consumen. No es lo mismo 200 calorías de pan blanco que 200 de pan integral. 
    • Mito 3: Los carbohidratos son lo peor. No, no lo son. Los carbohidratos son fundamentales en una dieta saludable, pero con moderación, para que nos proporcionen energía y nos ayuden a regular el tracto digestivo. Pero lo que sí hay que vigilar es el tipo de carbohidratos. Los simples se encuentran en alimentos procesados que pueden subir los niveles de azúcar en sangre y provocar aumento de peso si se ingieren en exceso; los carbohidratos complejos se encuentran en alimentos ricos en nutrientes como el pan integral, las legumbres, la avena y ciertas verduras, y son más saludables. 
    • Mito 5. Beber agua con gas engorda. Rotundamente, no. El agua con gas, como Vichy Catalan, no contiene calorías, porque es agua mineral natural carbónica, sin azúcar. De hecho, su consumo incluso nos puede ayudar a controlar el peso, pues el gas provoca un efecto saciante en nuestro organismo, ideal para controlar el hambre en cualquier dieta de adelgazamiento. Además, facilita las digestiones pesadas, pues el ácido carbónico ayuda a estimular la secreción de los jugos gástricos. 
    • Mito 6: Eliminar el gluten te hará perder peso. Pues tampoco es del todo cierta esta afirmación. El gluten es un tipo de proteína que se encuentra en algunos cereales, como el trigo o el centeno. Excepto los celíacos, el gluten no impide perder peso, de hecho, se encuentra en muchos alimentos saludables ricos en fibra, vitaminas y minerales. Según algunos expertos, podríamos incluso ganar peso con una dieta libre de gluten, dependiendo de los alimentos que se tomen, puesto que muchos productos procesados sin gluten contienen niveles muy altos de grasas y azúcares.