Buscar
Generic filters
Exact matches only

Cada vez hay más personas con problemas para dormir. El estrés, la ansiedad, la falta de actividad física… De hecho, a raíz del confinamiento, muchos se han sumado a este grupo de afectados por el insomnio. 

Y ya sabemos que la falta de sueño puede acarrear numerosas consecuencias negativas para nuestro día a día e incluso para nuestra salud. De hecho, bien es sabido que una reducción de la calidad de sueño puede influir, no solo en la fatiga y en la falta de energía, sino también en nuestro peso, en el apetito, en la actividad física o en la regulación de la temperatura corporal. 

Para dormir mejor, sentirte bien y tener energía, es básico llevar una alimentación saludable donde haya presencia de ciertos alimentos y, sobre todo, donde se eliminen otros muy excitantes, como el café o los tés, el alcohol, las bebidas refrescantes con azúcar, los dulces, etc. 

Eso sí, como en todas las patologías, siempre es bueno consultar con un especialista, si el problema de dormir se alarga o tiene otras consecuencia. En este blog queremos simplemente echarte un cable si tienes problemas para conciliar el sueño con una ayudita extra: alimentos que  nos ayudan a dormir mejor ¿Quieres saber cuáles son? Sigue leyendo y descúbrelos. 

  1. Cereales integrales (arroz, avena, trigo, maíz). Son fuentes de triptófano, el cual, es esencial para la producción de serotonina y, por tanto, de melatonina, cuya función principal es favorecer el sueño. Además, estos alimentos aportan un gran contenido de vitaminas del grupo B, que son las que más ayudan en el funcionamiento del sistema nervioso. También son alimentos ricos en hidratos de carbono, necesarios para la absorción de triptófano.
  2. Plátano. Es rico en hidratos de carbono y fibra y favorece la sensación de saciedad. También posee abundantes minerales como el potasio y magnesio –indispensables para la relajación muscular–, y una buena dosis de triptófano. Este aminoácido es precursor de la serotonina u “hormona de la felicidad”, y de la melatonina, el neurotransmisor que induce al sueño. 
  3.  Lácteos (queso fresco, yogur y leche). También son ricos en triptófano, sobre todo el queso, además, también aportan minerales como el magnesio y el zinc necesarios para la absorción del triptófano. Pero eso sí, antes de acostarte no abuses del queso, porque puede ser algo indigesto y no dejarte dormir bien. 
  4. La piña. Es rica en vitaminas y minerales y contiene compuestos activos que estimulan la producción de serotonina . Al mismo tiempo, dicen que la piña calma la ansiedad. Si se ingiere por la noche, el cerebro lo que hace es convertir el triptófano en melatonina, la hormona del sueño, por eso su consumo se asocia a un mejor descanso. Además, es muy digestiva y diurética. 
  5. Almendras. Son una buena fuente de grasas y proteínas saludables, aportan abundante calcio y contribuyen a proporcionar sensación de saciedad. Además contienen melatonina.
  6. Cerezas. Es la fruta más rica en melatonina, sobre todo variedades ácidas como la Montmorency. Tómalas para merendar, en postres, o para saborizar tu Vichy Catalan genuina, le dará un toque muy especial a nuestra bebida más auténtica y saludable.