Buscar
Generic filters
Exact matches only

Sí, ya llega San Valentín y un año más, todo se vuelve de color rosa, empezamos a ver corazones y florecitas por todas partes…. Pero, ¿te has preguntado alguna vez por qué celebramos el 14 de febrero San Valentín como el patrón de los enamorados? 

Muchos creen que es una invención de unos grandes almacenes para reactivar las ventas después de la cuesta de enero (que algo de razón podrían tener), pero lo cierto es que esta celebración viene de mucho tiempo atrás. Concretamente del siglo III d.C. en Roma, pues un 14 de febrero de aquella época remota, falleció Valentín, un sacerdote sentenciado por celebrar en secreto matrimonios de jóvenes enamorados. 

Origen

La festividad, adoptada por la Iglesia católica, efectivamente, recuerda el fallecimiento de este sacerdote llamado Valentín, que valientemente se opuso a la orden del emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, considerando que los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras y vínculos sentimentales. Valentín, desobedeciendo el decreto del emperador, comenzó a celebrar en secreto matrimonios para jóvenes enamorados. Al enterarse, Claudio II sentenció a muerte a Valentín, el 14 de febrero del año 270, por desobediencia y rebeldía. Por este motivo, se conmemora todos los años el 14 de febrero como el Día de San Valentín, como “patrón” de los enamorados.  

Pero la parte comercial también tiene algo que ver con la celebración de esta efeméride. Y es que, la norteamericana Esther A. Howland fue la primera en comercializar tarjetas regalo con motivos románticos y dibujos de enamorados con motivo del 14 de febrero, allá por la década de 1840. Eran unos recordatorios que se vendían por unos centavos en la librería que regentaba su padre en Worcester (Massachusetts) y que pronto se convirtieron en todo un éxito. 

San Valentín en distintas partes del mundo

Pero el 14 de febrero no se celebra como el Día de los Enamorados en todo el mundo. Incluso en algunos lugares cambia el significado. Por ejemplo, en la misma Europa, destacan Finlandia y Estonia, donde el Día de San Valentín es todo un homenaje a la amistad y recibe el nombre de “Sobrapäev” y “Ystävän Paiva”, respectivamente. Incluso suele ser una fecha preferida para pedir matrimonio y casarse. En Dinamarca y Noruega, por ejemplo. es costumbre regalar  “Gaekkebrevs” pequeños poemas con rimas divertidas que los hombres envían a las mujeres de forma anónima. En Inglaterra también hallamos una curiosa costumbre, pues suelen colocar cinco hojas de laurel, una en cada esquina de la almohada y otra en el centro, para intentar atraer al futuro marido.

Aquí, en España, no todos celebra San Valentín, aunque según algunos estudios, unos 6,3 millones de españoles comprarán un regalo en este 14 de febrero. Desde Vichy Catalan también te proponemos entrar en esta estadística, por qué no. Porque siempre hay una buena excusa para celebrar un buen #momentovichy