Vichy Catalan
 

El nacimiento y las primeras décadas de la historia de Vichy Catalan están estrechamente vinculadas a la figura del doctor Modest Furest y Roca. El Dr. Furest nació en Sant Pol de Mar el 20 de febrero de 1852 y se licenció en medicina y cirugía por la Universidad de Barcelona en 1873, donde entró en contacto con las corrientes científicas más avanzadas de su época.

El ejercicio de su profesión en Girona y en las localidades próximas llevó al joven doctor Furest a conocer las aguas de Caldes de Malavella. En los años 1880 y 1881 adquirió las propiedades que incluían los manantiales de agua termal de Vichy Catalan y los terrenos adyacentes, con el objetivo de construir un establecimiento balneario aprovechando aquellas aguas. Las aguas fueron declaradas de utilidad pública mediante Real Orden de 5 de marzo de 1883, y se consignó el uso que podían tener mediante su embotellado. A partir de este momento, el esfuerzo del doctor Furest se centró en dar a conocer sus grandes propiedades, y empezó a recorrer las principales exposiciones nacionales e internacionales consiguiendo los máximos galardones y reconocimientos para Vichy Catalan.

Obtenida la marca registrada Vichy Catalan el uno de mayo de 1890, seguidamente se inauguró la planta de embotellado donde se envasaban las aguas con este nombre. Una vez resueltos los trámites legales para la comercialización de las aguas, empezó a tomar cuerpo el proyecto de construcción del balneario, encargándose la dirección al maestro de obras Francesc Salvat. La primera sección del balneario se inauguró el 12 de junio de 1898. Las obras del balneario requerían grandes inversiones económicas y el doctor Furest buscó socios para impulsar su proyecto. Consiguió la aportación de capital de cuatro prohombres, cuya fortuna procedía de los negocios que tenían a Cuba. Bonaventura Blay y Milà, Josep Ferrer y Torralbas, Josep Serradell y Amich y Josep Vias Camps fundaron juntamente con Modest Furest i Roca la Sociedad Anónima Vichy Catalán, el 16 de junio de 1900. La nueva empresa estableció la razón social en Barcelona, en la Rambla de las Flores número 18. Un año más tarde, se incorporaría el también "americano" Antoni Serra y Ferret.

Una de las primeras iniciativas que emprendió la nueva sociedad fue la ampliación del balneario bajo la dirección del arquitecto Gaietà Buigas y Monravà, y a partir de 1901, continuada por el arquitecto Manuel Almeda. Se puede hablar de un balneario acabado en el inicio de la temporada de 1904. Al año siguiente se planteó la necesidad de construir una nueva planta de embotellado, ya que la antigua resultaba insuficiente para atender la demanda y la maquinaria había quedado también obsoleta.

Hasta 1936 la producción y la distribución de Vichy Catalan experimentó un gran crecimiento paralelo al prestigio que adquirió el balneario. Este ambiente favorable de crecimiento constante se interrumpió al estallar el conflicto civil, cuando se incautó la Sociedad Anónima Vichy Catalan y el balneario se convirtió en hospital militar.

Acabada la guerra, los años cuarenta fueron de difícil recuperación y de reajustes en la empresa. La razón social se trasladó a la calle Roger de Llúria, 126, de Barcelona. En la década de los cincuenta vivió su consolidación como empresa puntera en el mercado de las aguas embotelladas, cuando en 1959 se inauguró la "novísima", un tren automático para lavar, llenar, tapar y etiquetar, que significó el primer paso en el largo camino de la automatización.

Durante los años sesenta se mantuvo la tónica de crecimiento de la producción y las ventas de agua Vichy Catalan. En los años siguientes se consolida como empresa líder del mercado y en la década de los ochenta se inicia una política de expansión, con la adquisición de otras empresas y marcas de aguas minerales naturales. Paralelamente, se puso especial interés en el relanzamiento de aquellos servicios que habían dado fama al balneario Vichy Catalan, coincidiendo con unos momentos en que la sociedad buscaba una mejora de la calidad de vida. El bienestar físico y la salud se han convertido en un preciado tesoro que es necesario preservar.

En 1990 se crea el Grupo Vichy Catalan, que agrupaba las empresas S.A. Vichy Catalan y Malavella S.A, ubicadas ambas en Caldes de Malavella (Girona); Fontdor S.A., con su manantial en San Hilario Sacalm (Girona); Agua Las Creus S.A. de Maçanet de Cabrenys (Girona) y Font del Regás, S.A. situada en el Parque Natural del Montseny, en Arbúcies (Girona). A finales de 1994, continúa la política de expansión con la adquisición de la empresa gallega Aguas de Mondáriz- Fuente del Val, S.A. y en 1999, la estrategia de diversificación impulsa la participación en el mercado de los zumos con la compra de la empresa Jugos Canarios, que fabrica los zumos y néctares de fruta "Lambda".

El Grupo Vichy Catalán se preocupa por dar un sentido social a su actividad patrocinando acontecimientos culturales, cívico-sociales y deportivos. Además, se ha erigido en unos de los defensores y difusores de la cultura del agua impulsando la fundación de la Cofradía Gastronómica del Agua, en 1995. Un acontecimiento destacado dentro de la historia del Grupo, ha sido la elección de Vichy Catalan y Font d'Or como las aguas de los XXV Juegos Olímpicos celebrados en Barcelona, en 1992.

La calidad de los productos del Grupo responde a los más estrictos controles. En 1996 la empresa certificadora internacional Der Norske Veritas (DNV) concedió la ISO 9001 a Vichy Catalan, que certifica la suprema calidad con las máximas garantías de seguridad en todo el proceso de envasado, comercialización, distribución y diseño de los envases de agua mineral natural Vichy Catalan. El 17 de febrero de 2003 se consiguió la renovación del certificado de calidad ISO 9001 en base a la nueva revisión ISO 9001:2000. El balneario también está sometido a esta normativa. En el 2004 el Hotel Balneario Vichy Catalán obtuvo la certificación UNE EN ISO 9001:2000 en alojamiento y restauración, mediante la auditoría de la empresa Tüv, y también obtuvo la Q de Calidad, otorgada por el comité de certificaciones del Instituto para la Calidad Turística Española, ICTE.

Las propiedades salutíferas del agua Vichy Catalan han sido objeto de estudio desde los inicios de su historia. Recientes investigaciones demuestran que el agua Vichy Catalan incide positivamente en nuestro organismo de una forma que hasta ahora se desconocía. La prestigiosa revista norteamericana "The Journal of nutrition" publicó en el año 2004 el estudio dirigido por la doctora Pilar Vaquero, del Instituto de Nutrición y Bromatología del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), sobre los efectos cardiovasculares del agua Vichy Catalan. El CSIC hizo públicos los resultados de un segundo estudio que confirmaba que Vichy Catalan ayuda a reducir el colesterol LDL (colesterol "malo").

Las inversiones y mejoras realizadas por la empresa se han incrementado en los últimos años. En 1999 se llevan a cabo las obras de renovación de la maquinaria en la planta de embotellado de Vichy Catalan en Caldes de Malavella (Girona), para la fabricación de botellas de vidrio reciclables con tapón de rosca y para modificar a la vez el diseño de las etiquetas. Ahora pues, se fabrican y venden botellas reutilizables y reciclables.

Entre los años 2001 y 2003 se construyó un nuevo edificio en el Hotel Balneario Vichy Catalan destinado a banquetes, convenciones y reuniones de empresa, con una superficie útil de 2.700 m2. También se hizo una nueva cocina, que permite ofrecer 1000 comidas diarias, para atender la demanda creciente de los clientes del balneario, de las bodas, de las convenciones y de otros acontecimientos que se celebran.

La excelencia empresarial y profesional de los hombres y mujeres del Grupo Vichy Catalan ha impulsado su reconocimiento social. Desde 2003 S.A.Vichy Catalan forma parte, como uno de los 60 miembros de pleno derecho, de la Asociación de Marcas Renombradas (AMRE), que juntamente con el Ministerio de Ciencia y Tecnología y el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) integran el "Foro de Marcas Renombradas Españolas" (FMRE).

El 30 de septiembre de 2005, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo concedió la única placa de Oro al Mérito Turístico y su correspondiente diploma a Vichy Catalan, como reconocimiento por su destacada actuación estratégica en pro del sector turístico español. La placa fue entregada, personalmente, por su Majestad el Rey Juan Carlos I a Joan B. Renart y Montalat, consejero delegado de S.A. Vichy Catalan, el 5 de octubre de 2005.

La instalación de nueva maquinaria en la planta de embotellado de Vichy Catalan (Caldes de Malavella), entre el 2006 y el 2007, ha comportado una mejora tanto de la capacidad productiva de la empresa como de la seguridad de todo el proceso de envasado. Uno de los puntos clave de la política de calidad de Grupo Vichy Catalan es la mejora continua de la tecnología para ofrecer las máximas garantías de calidad y seguridad al consumidor.

En diciembre de 2006 se inauguró el primer Vichy Catalan Bar & Cafè, situado en la zona comercial y de ocio más importante de Tokio (Japón).

En el año 2007 se han llevado a cabo los actos de homenaje a Vichy Catalán en conmemoración de su 125 aniversario. La Federación de Cocineros y Reposteros de España (FACYRE) organizó un homenaje nacional en reconocimiento a la trayectoria empresarial de la emblemática marca y su apoyo a la restauración. El acto tuvo lugar el 8 de octubre de 2007 en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid, con la asistencia de un millar de persones y la participación de 125 restaurantes de Madrid, que elaboraron más de 50 tapas. En el acto intervinieron personalidades del mundo de la gastronomía como Salvador Gallego, Luis Cepeda, José María Rubio, Juan José Lapitz, Félix Artalejo y Sergi Arola. También ofrecieron su adhesión cocineros de la talla de Ferran Adrià, Juan Mari Arzak, Martín Berasategui, Koldo Royo y Santi Santamaria.

El 12 de noviembre tuvo lugar en Barcelona el acto organizado por el Institut Català de la Cuina y los Gremios y Escuelas de Hostelería de Cataluña para homenajear a la empresa Vichy Catalan por sus 125 años de historia y por su destacada contribución al desarrollo de la restauración y la cultura gastronómica de nuestro país. Destacados nombres de la cocina catalana actual como Carme Ruscalleda, Ferran Adrià, Santi Santamaria, Joan Roca, Mey Hofmann y Xavier Mestres participaron ofreciendo su apoyo. El acto, celebrado en la Sala Oval del Palacio Nacional de Cataluña, reunió un millar de personas relacionadas con el mundo de la hostelería y la restauración: más de 500 profesionales del mundo de la restauración, 450 alumnos de les escuelas de hostelería de Cataluña, los miembros de la Cofradía Gastronómica del Agua, así como diversas personalidades y autoridades.

Otras entidades se han sumado a la conmemoración del 125 aniversario ofreciendo su reconocimiento en diferentes actos celebrados en todo el país: en diciembre de 2007 se celebró en San Sebastián el homenaje de la Cofradía Vasca de Gastronomía a Vichy Catalán, dentro de los actos de celebración de su XXXIII Capítulo. En el 2008 ha recibido el reconocimiento de la Asociación Catalana de Amigos del Agua, con la entrega de los Premios del Agua 2008 por sus 125 años de historia; La Enxebre Xuntanza do Percebe le otorgó el Gran Trofeo Percebe de Plata, durante la Gran Noche de Galicia en Barcelona. La Federación Española de Hostelería otorgó en Oviedo su reconocimiento a Vichy Catalan per su dilatada trayectoria empresarial y en la XXII edición del Salón Internacional del Club de Gourmet, celebrado en Madrid, se proclamó a Vichy Catalan agua histórica de la gastronomía española. El Gremio de Panaderos de Barcelona también le ha otorgado público reconocimiento.

En 2008 Grupo Vichy Catalán firmó un acuerdo de exclusividad con el Futbol Club Barcelona para realizar la distribución de sus aguas en todas las instalaciones que el equipo dispone, y convertirse en su Proveedor Oficial. Con este acuerdo, Grupo Vichy Catalán obtuvo una gran presencia de marca no sólo en las instalaciones del equipo, sino también en la retransmisión de los partidos y en las ruedas de prensa.

Ese mismo año las aguas de Vichy Catalán y Font d’Or fueron proclamadas aguas históricas de la gastronomía española en la celebración de la XXII edición del Salón Internacional del Club Gourmet y recibieron el reconocimiento de la FEHR por su 125 Aniversario.

En el año 2009 La Patronal Fomento del Trabajo entregó los Premios Carles Ferrer Salat y las Medallas de Honor del Fomento 2009 en el marco de un acto del sector económico y empresarial de Cataluña y del resto del Estado. En este mismo acto Vichy Catalán recibió el premio a la Internacionalización.

La política de expansión de los últimos años del Grupo ha situado sus productos en los mejores establecimientos de los diferentes mercados internacionales. Fue su Consejero Delegado, el Sr. Joan B. Renart Montalat quien recibió el premio de la mano del Presidente de Fomento de Trabajo.

También los siguientes años fueron años donde El Grupo Vichy Catalán obtuvo diversos reconocimientos. En 2010, la Fundación ICIL celebra la VI edición de sus Premios a la Excelencia Logística y galardona a Vichy Catalán con uno de los premios y en 2011, son los profesionales de la hostelería, restauración, la nutrición y la coctelería los que premian la calidad de la marca Font d’Or.

En el año 2012 Vichy Catalán presenta en el Gran Teatro del Liceo una nueva forma de comunicar la marca con un lenguaje adaptado a los nuevos tiempos. Dar más visibilidad a la marca y acercarla a los consumidores más jóvenes son los grandes objetivos que se ha marcado Vichy Catalán para el año 2012. Para alcanzarlos, Vichy Catalán apuesta sin complejos por rejuvenecer la marca, adoptando un lenguaje más moderno, fresco y joven, adaptado a los nuevos tiempos.