Fuente del Val
 

Un agua con carácter

La naturaleza granítica del sustrato por el que circulan las aguas determina su composición característica y le confiere al agua unas cualidades intrínsecas y beneficiosas para la salud. Diversos análisis informan que además de facilitar la digestión tienen gran resultado en el tratamiento de diabetes, dispepsia, acedías, neuralgias, y úlceras de estómago.

Es también un agua indicada para dietas pobres en sodio, además, su mineralización débil la convierte en apta para la preparación de alimentos infantiles.